Mejor glucómetro sin pinchazos del 2020

A la hora de realizar las mediciones de azúcar en sangre con un glucómetro convencional, las muestras siempre se obtienen a través de una lanceta o aguja.

En algunos casos, a las personas les resulta molesto o incómodo el hecho de tener que pincharse todos los días para obtener sus respectivos análisis. Es por eso, que la creación de glucómetros no invasivos se ha convertido en una propuesta muy cómoda y fiable a la hora de controlar los niveles de azúcar.

En este artículo te explicaremos cómo funcionan, las ventajas y desventajas que tienen además de darte a conocer el mejor glucómetro sin pinchazo de la actualidad.

Medidores de glucosa sin pinchazo más recomendados.

¿Qué es un glucómetro no invasivo?

Como bien indica su propio nombre, es un instrumento que te permitirá medir los niveles de azúcar sin necesidad de realizar ese, en algunos casos, incómodo pinchazo para la obtención de las muestras de sangre, ni necesitarás tampoco el uso de tiras.

Por lo que se evitará tanto el daño cutáneo, como el pequeño dolor que provocan los glucómetros tradicionales a la hora de obtener las gotas de sangre por medio de una lanceta.

El análisis de realizará por medio de sensores, por lo que te resultará más cómodo y simple el procedimiento.

¿Cómo funciona un glucómetro sin pinchazos?

glucometro sin pinchazo

El funcionamiento de un glucómetro sin pinchar es relativamente sencillo, consta de un un sensor lector, el cual se tiene que colocar gracias a una almohadilla adhesiva en el brazo o cualquier parte del cuerpo, usualmente abdomen o en las nalgas, y procederá a realizar la lectura.

El sensor del que consta se encarga de obtener los datos de la glucosa intersticial, la cual es la glucosa que se encuentra en los tejidos de la piel. Todo esto, gracias a un micro filamento que se pone justo debajo de la piel y empezará a recoger los respectivos datos, los cuales son enviados a un sistema lector que procederá a reflejarlo de una forma visual en la pantalla digital en un plazo de 5 a 10 minutos.

Este sistema lector una vez que se pone en contacto con el sensor, escanea prácticamente al instante los índices de glucosa, llegando a tardar menos de 1 segundo incluso sin importar en algunos casos, si hay varias capas de ropa entre medias.

Cómo usar un glucómetro sin pinchazo

En el párrafo anterior hemos explicado las funciones y mecanismos que sigue un medidor de glucosa no invasivo, a continuación te explicaremos una serie de consejos a tener en cuenta para poder realizar un uso adecuado y correcto de este instrumento.

1- ¿Cómo y dónde se coloca?

glucometro invasivo

El sensor, que viene acompañado de un parche adhesivo, el cual es resistente, tiene la capacidad de poder colocarse en cualquier parte del cuerpo.

No obstante, se recomienda colocarlo en la parte posterior del brazo, ya que ha quedado demostrado que esta es la parte más segura y donde menos riesgos corre de caerse.

Por otra parte, antes de ponerlo, es necesario que se limpie bien la zona, preferiblemente con alcohol, para que se pueda realizar un análisis de manera segura evitando cualquier clase de error que se podría producir al no tener bien despejada y limpia esa zona de la piel.

2- Durabilidad del sensor

parche glucometro

Este parche adhesivo tiene la capacidad de durar entre 10 a 14 días sin problemas, en los que seguirá recogiendo los datos de los índices de glucosa constantemente.

Otra gran ventaja con la que cuenta es que es resistente al agua, por lo que te podrás incluso bañar con el sin problemas.

No obstante, hay que tener en cuenta de que si está en constante movimiento y se es asiduo a realizar ejercicio físico, este parche podría ir perdiendo resistencia y durar menos tiempo a los 14 días estimados.

3- Son dispositivos delicados

A pesar de que cómo hemos explicado anteriormente que pueden llegar a tener una duración de 14 días y a que son resistentes al agua, se recomienda ser cuidadoso cuando se lleve encima los parches, ya que a pesar de estar destinados a ser duraderos, con esta clase de dispositivo siempre hay que ser cuidadoso para no dañarlos antes de tiempo.

Ventajas de un glucómetro no invasivo

Estos innovadores dispositivos han sido creados en gran medida para poder mejorar la calidad de vida de las personas con diabetes o que necesitan llevar de manera controlada los índices de glucosa, ya que según afirman doctores, el tener que estar pinchándose varias veces al día con los métodos tradicionales puede llegar a afectar en la calidad de vida. Entre las principales ventajas de estos glucómetros destacan:

1- Un monitoreo más dinámico:

El dispositivo va almacenando la información que obtiene en cada momento, no solamente de la información actual, lo que al final permite obtener unos informes detallados sobre los niveles de glucosa, y ayudando así a tomar mejores decisiones a la hora de actuar en consecuencia.

2- Es indoloro

Como hemos dicho previamente, en muchos casos resulta molesto y doloroso el hecho de tener que pincharse constantemente para poder llevar un buen análisis de los niveles de glucosa, por lo que con este tipo de glucómetros sin pinchazo te ahorrarás esa molestia.

3- Sistema de alarma

Esta es una novedosa función que ofrecen algunos de estos dispositivos, los cuales, permiten programar de una forma personalizada una alarma para que nos avise si nuestros índices están muy altos o muy bajos en algún momento determinado. Esto sin duda nos hará llevar seguimiento de una manera mucho más cómoda y sencilla.

¿Es mejor un glucómetro convencional o uno sin pinchazo?

Esta es una pregunta que se suele hacer antes de adquirir un glucómetro, y es que al final es una pregunta que dependerá sólo y exclusivamente de las necesidades de cada persona.

Se suele pensar que los glucómetros sin lancetas ofrecen resultados menos fiables, no obstante, esta afirmación es completamente errónea, ya que los resultados como hemos dicho anteriormente, se obtienen del líquido intersticial, por lo que recoge datos 100% correctos como los de un glucómetro tradicional.

La diferencia radica básicamente en que un glucómetro no invasivo no te producirá ninguna clase de dolor a la hora de realizar los análisis de glucosa. Sin embargo, la desventaja de estos modelos respecto a un glucómetro tradicional esta en el precio, ya que un medidor de glucosa no invasivo tendrá un coste mayor de mantenimiento que uno convencional.

Así que resumiendo, obtendrás resultados iguales de fiables y verídicos por parte de los dos modelos, variando básicamente en el precio y las comodidades que ofrece uno respecto al otro.

¿Qué glucómetro sin pinchazo comprar?

glucometro freestyle libre

En la actualidad, la compra de glucómetros no invasivos se ha disparado y están revolucionando el mercado.

Encontrarás múltiples modelos de los que fiarte y que te darán muy buenos resultados, el más recomendado y más vendido es el Freestyle Libre, dispositivo que posee una medición de glucosa “flash”.

Este medidor de glucosa sin pinchazo tiene la ventaja de no tener que ser calibrado previamente, y como hemos explicado con anterioridad simplemente se debe poner el parche en el brazo y procederá a realizar el respectivo análisis.

Tiene un diseño moderno y bastante compacto, lo que te permitirá llevarlo contigo a todas partes sin apenas notar que lo llevas encima, y lo que te facilitara el monitoreo de los índices de glucosa. Los sensores tienen una durabilidad de hasta 14 días e irá almacenando datos de manera constante.

La desventaja con la que cuenta este medidor de glucosa es seguramente su coste, ya que cada sensor ronda los 60 euros, por lo que puede llegar a no ser accesible para todo el mundo. Podrás comprar este glucómetro si lo deseas directamente en su página web oficial donde encontrarás todas sus características.

Si te gustó este articulo también te puede interesar:

error: Content is protected !!