Cómo la aromaterapia puede ayudar a aliviar el estrés.

Según las estadísticas de la Asociación Americana de Psicología, los niveles de estrés se han disparado en los últimos años, y el 84% de los adultos del país experimentan sentimientos de ansiedad en la actual pandemia.

No es de extrañar: los tiempos difíciles ponen a prueba la capacidad de mantener la concentración. La clave es encontrar remedios rápidos para el estrés que sean fácilmente accesibles, como apretar una pelota antiestrés, tomar un suplemento o entregarse a la aromaterapia para calmar la mente y los sentidos.

Cómo funciona la aromaterapia.

El término aromaterapia procede de las palabras latinas aroma, que significa «aroma agradable», y terapia, que significa «tratamiento». Es una práctica que consiste en utilizar los aromas para curar la mente, el cuerpo y el alma desde hace siglos.

Los antiguos egipcios y griegos utilizaban los aceites esenciales para tratar diversas dolencias y, según la historia documentada por la Federación Internacional de Aromaterapeutas, las primeras civilizaciones también utilizaban la aromaterapia para ahuyentar a los espíritus malignos.

Sin embargo, esta práctica no se dio a conocer hasta 1937, cuando el perfumista y químico francés René-Maurice Gattefossé publicó el primer libro sobre el tema, titulado Aromaterapia, aceites esenciales.

Los aromas utilizados habitualmente en la aromaterapia proceden de plantas aromáticas (piense en flores, hierbas, cítricos, etc.) y se utilizan para promover la salud mental y física mediante su inhalación aislada o su aplicación tópica sobre la piel. Durante la inhalación, las moléculas que llevan el aroma de los aceites esenciales viajan desde la nariz hasta el centro emocional del cerebro.

En cuanto a la investigación científica sobre el tema, la escritora y alquimista Adora Winquist cuenta a mbg que no fue hasta la década de 1930 cuando se empezaron a estudiar los compuestos químicos y sus correspondientes efectos psicológicos.

Los estudios sobre la aromaterapia han resurgido en los últimos años, pero en la actualidad no hay pruebas suficientes para afirmar de un modo u otro que la aromaterapia en general sea eficaz para aliviar el estrés (aunque las aromaterapias de lavanda, cítricos y aceite de rosa, en particular, tienen un buen apoyo científico emergente). En otras palabras, la aromaterapia funciona – sólo tienes que probarla y ver si te funciona.

Los beneficios de la aromaterapia en el estrés.

El estrés puede hacer que el cuerpo y la mente entren en barrena, acompañados de sentimientos de ansiedad y pánico. Para algunos, la aromaterapia puede ayudar a calmar estos efectos tranquilizando la mente y, a su vez, el cuerpo. Este es un excelente ejemplo de la conexión mente-cuerpo, ya que los aromas tienen un efecto muy real en nuestros sistemas químicos y neurológicos y pueden a su vez influir en nuestro estado físico.

Debido a su composición química, [las fragancias, en particular las de los aceites esenciales pueden desencadenar la liberación de varias hormonas y afectar tanto a nuestro sistema nervioso central (SNC) como al sistema nervioso autónomo (SNA).

Por ejemplo, en un ensayo controlado aleatorio publicado en 2018, los investigadores encontraron que las personas con problemas de sueño tenían una mejor calidad de sueño cuando inhalaban aceite esencial de lavanda 30 minutos antes de acostarse, en comparación con los que no lo hacían. En otro estudio, la inhalación de lavanda y naranja alivió la ansiedad y mejoró el estado de ánimo de las personas que esperaban un tratamiento dental.

Una vez más, es necesario investigar más sobre la aromaterapia para determinar toda la gama de beneficios que puede ofrecer a las personas (la mayor parte de la información que tenemos se ha descubierto a través de estudios con animales).

Aceites esenciales para aliviar el estrés

Cuando se oye el término «aromaterapia», lo primero que viene a la mente suelen ser los aceites esenciales. Los aceites esenciales son extractos de plantas que se obtienen al vaporizar o prensar la planta. Los compuestos más aromáticos de estos procesos se recogen y se utilizan para diversos fines, entre ellos la aromaterapia.

Los difusores o las aplicaciones tópicas son las mejores formas de utilizar los aceites esenciales para aliviar el estrés. Los aceites para difusores estimulan el sistema olfativo humano, que es el sistema sensorial dedicado al olfato y conectado directamente al cerebro. Puedes oler estos aceites a través de un difusor de aceites esenciales, un stick o una joya, o probar a aplicar aceites esenciales diluidos o mezclas en tu piel (de forma tópica) para disfrutar de su aroma. Diluye siempre los aceites esenciales en un aceite portador neutro antes de aplicarlos a su piel, y haga primero una pequeña prueba para asegurarse de que el aceite no le causará irritación.

Ambas opciones le permitirán centrarse en recuerdos y emociones específicas.

Aceites para probar:

  • Lavanda
  • Limón
  • Salvia de clarión
  • Geranio
  • Manzanilla
  • Bergamota
  • Semillas de zanahoria
  • Rosa

Velas aromáticas para aliviar el estrés.

Dicen que encender velas crea el ambiente adecuado cuando se quiere sentir intimidad. Resulta que encender velas puede mejorar tu estado de ánimo cuando te sientes estresado. Esto se debe, en parte, a su aroma y, en parte, a que sentarse bajo el brumoso resplandor de una vela puede ser muy relajante, especialmente en comparación con la dura luz de las bombillas eléctricas.

A la hora de elegir una vela para la práctica de la aromaterapia, hay que decantarse por una vela con una abertura amplia, ya que así se garantiza una gran dispersión de la fragancia. Las velas permiten que el aroma se extienda lentamente por el aire, por lo que los beneficios terapéuticos se desarrollan gradualmente.

Aromas para probar:

  • Sándalo
  • Menta
  • Eucalipto
  • Lavanda
  • Pino

Lociones perfumadas para aliviar el estrés.

Cuando la práctica de la aromaterapia implica la aplicación tópica, en lugar de encender la fuente del difusor o utilizar un accesorio difusor, uno se convierte literalmente en un difusor humano. Cuando aplicamos los aceites esenciales de forma tópica sobre la piel, nuestro cuerpo actúa como un difusor, permitiéndonos olerlos.

Sin embargo, cuando se utiliza un producto perfumado, es imprescindible comprobar la lista de ingredientes. Asegúrate de que sólo utilizas lociones perfumadas con aceites esenciales y no aceites perfumados o una combinación de aceites esenciales y perfume.

De hecho, los aceites de fragancia, que a menudo se denominan «perfumes», no ofrecen necesariamente los mismos beneficios que los aceites esenciales. Para evitarlos, puedes hacer tu propia loción en casa y perfumarla con el aceite esencial o los aceites de tu elección.

Aromas para probar:

  • Lavanda
  • Ylang-Ylang
  • Geranio
  • Manzanilla
  • Limón
  • Bergamota

Conclusión final.

Controlar el estrés es muy importante para la salud y, afortunadamente, no faltan productos antiestrés en el mercado. Pero la aromaterapia no es sólo un artículo más para poner en el escritorio; es una práctica holística dedicada por completo a calmar la mente y el cuerpo a través de aromas deliciosos y relajantes.

Aunque es necesario investigar más sobre el tema, no se puede negar que productos como los difusores de aceite y las velas pueden, como mínimo, hacer que tu espacio huela bien. Así que, si te sientes abrumado en este momento, busca un aroma que te guste y nota cómo te sientes cuando entras en tu espacio. Lo ideal es que tengas otra herramienta para reducir el estrés en tu arsenal la próxima vez que busques alivio.

· Artículos relacionados:

error: Content is protected !!